fbpx

Centro de estudiantes de Ingeniería Comercial co-organiza colecta para niños de fundación

Alumnos de la Universidad Central se organizan para reunir artículos de primera necesidad para una fundación Koinomadelfia.

Los estudiantes de la Universidad Central de Chile sede Santiago, han decidido realizar un acto de beneficencia para ir en ayuda de niños y niñas vulnerados en sus derechos. De 0,1 a 18 años, derivados de Tribunales de Familia, por graves vulneraciones de derecho: abandono, negligencia grave, maltrato y abuso sexual.

Actualmente en este hogar se acogen a 80 niños y niñas en casas de 8 niños/as cada uno a cargo de educadoras de trato directo debidamente capacitadas para asumir su rol de acogida afectiva mientras se resuelve la causal que dio origen al ingreso a la residencia. Dentro de la misión social que tiene este hogar se destaca el intento que tiene esta fundación por reconstruir la familia para los niños y niñas que la perdieron.

El hogar familiar de protección cuenta con apoyo profesional de Psicólogas, Asistentes Sociales, Profesores de Educación Básica, Psicopedagogas, Educación Física, Orientadora Familiar. Todo lo anterior apuntando a satisfacer necesidades básicas, educación, salud, recreación, atención personal, diagnóstico temprano de las necesidades que son tratadas mediante plan de intervención a la medida.

Para cumplir con la acción señalada anteriormente el centro de estudiantes realizó una planificación en la cual se piden diversos artículos de necesidad básica a los estudiantes de acuerdo con el año académico que se encuentran cursando. Comenzando por los estudiantes de primer año a los cuales se les ha solicitado la donación de artículos de higiene personal, segundo y cuarto año alimentos no perecibles, tercer año artículos de limpieza y finalmente los alumnos de quinto año aportaran con útiles escolares. 

Todos los artículos requeridos anteriormente por el centro de estudiante se pensaron con la iniciativa de ayudar a los niños pertenecientes a este hogar para mejorar su estancia y su calidad de vida dentro en el centro de protección.

Actualmente la colecta de dichos artículos se encuentra en curso y se espera prontamente pactar una fecha de entrega de las donaciones junto a una delegación voluntaria que acceda a ir de forma presencial y compartir un día con los niños en riesgo, tratando de que mediante esta obra social los menores sientan que no se encuentran solos en este mundo, si no, que existen personas que desean que ellos mejoren su calidad de vida y que su reinserción social este llena de amor y de la forma más armoniosa posible.

Fuente: Creación propia Centro de estudiantes de Ingeniería Comercial UCEN Santiago, en colaboración con Fundación Koinomadelfia. 

Compartir en whatsapp compartir en linkedin